domingo, 19 de abril de 2015

Marcos

Marcos es un chico cariñoso, amigable, divertido, pero un día se convirtió en un chico solitario y deprimido que lo único que hacía era beber, ni siquiera se presentaba al trabajo. Sus padres preocupados por él, intentaron convencerle para que buscara ayuda y que dejara aquella droga que lo estaba matando por dentro poco a poco y acababa con su vida social. Marcos no quería que le
dieran ayuda, decía que él podía hacerlo solo, pero no quería. Su madre le suplicó que lo dejara por
ella, que sabía que su hijo podía salir adelante y con estas palabras Marcos recapacitó y dejó aquella adicción con el paso del tiempo.

Alba Román

No hay comentarios:

Publicar un comentario